fbpx

Las 7 cosas que debes saber para asegurar tu futuro profesional o el de tu empresa

1. El futuro del trabajo no es como te lo cuentan

La idea de que el futuro pertenece a jóvenes de perfil técnico con empleos digitales, así como que la mayoría de puestos de trabajo van a ser sustituidos por máquinas y algoritmos, es un mito más que una proyección basada en datos.

 

Sabías que si tienes entre 35 y 45 años todavía te queda por cubrir el 70% de tu vida laboral?

Global Entrepreneurship Monitor, 2019

753+

Empresas y profesionales ya han empezado a cambiar la forma de hacer su trabajo

2. El miedo nos empuja a huir hacia adelante

La visión posmoderna del trabajo nos empuja a actuar aceleradamente. Esta carrera por estar siempre «a la última» denota un profundo vacío existencial y falta de propósito, desviando la atención hacia la novedad para evitar poner foco en lo que de verdad importa.

 

El 75% del éxito de un trabajo con garantías de futuro depende de habilidades no técnicas

Stanford Research Institute, 2017

3. La tecnología es un medio, no un fin

Los cambios y mejoras que se ponen en marcha en las empresas y trabajos habitualmente no mejoran la productividad y la calidad de vida de las personas a largo plazo. Tienden a reproducir sistemas operativos antiguos, incluso a veces en peores condiciones.

 

SISTEMAS DE TRABAJO 5.0

Como operar con un sistema de trabajo adaptativo con fundamentos sólidos
Una implantación inadecuada de la transformación digital repercute negativamente en la salud física y mental de las personas (largas horas delante de una pantalla, ambiente laboral frío, estrés, fatiga, desconexión social…). Es importante usar la tecnología en favor de la productividad real y la calidad de vida de las personas, potenciando las relaciones interpersonales y el contacto con el entorno.
Los objetivos laborales y empresariales no suelen estar adecuadamente definidos ni apoyados en datos. Esto contribuye a la falta de dirección y provoca desorientación en las personas. Conviene establecer objetivos realistas y medibles a corto, medio y largo plazo que potencien la sensación de estabilidad y faciliten una toma de decisiones inteligente.

Normalmente los trabajos y empresas miden sus resultados exclusivamente con indicadores de tipo técnico. Esto puede causar una desconexión vocacional y una falta de motivación en las personas. Además de una fuente económica, el trabajo es una potente plataforma de desarrollo para el talento y el bienestar (incluso para el disfrute y la diversión) de las personas, medible a través de indicadores de proyección, desarrollo y mejora continua.

Habitualmente los marcos de trabajo se establecen con demasiada prisa, provocando dificultades a la conciliación de la vida personal y profesional. Redefinir la organización del trabajo con sistemas consensuados y adaptados a las circunstancias particulares de las personas y su relación con el contexto facilita la convivencia con otros aspectos relevantes de la vida.

El trabajo en remoto puede provocar efectos no deseables en el rendimiento y el bienestar de las personas si no se organiza correctamente. Es importante no olvidar los beneficios a largo plazo de los espacios de encuentro físicos para el desarrollo del espíritu de equipo y la sinergia colectiva, la vinculación emocional, la conexión con el entorno y el uso compartido de recursos.
Ganar mucho dinero está bien, pero muchas empresas y profesionales olvidan las consecuencia que conlleva intentar obtenerlo. Es importante calcular el coste de oportunidad que supone invertir los recursos disponibles en alcanzar un nivel de resultado u otro. Si no tenemos un propósito claro y alineado con nuestros valores, no sabemos si nuestro sacrificio está siendo rentable.
En entornos laborales y empresariales muchas veces se rehuye tratar problemáticas clave por no saber como lidiar con las consecuencias. Fomentar el espíritu crítico, establecer canales de comunicación abierta y hacer un uso adecuado del feedback nos ayuda a disolver conflictos que afectan al estado de ánimo de las personas y por ende al resultado de la organización del trabajo.

El contexto actual reclama un estilo de liderazgo más consciente y , con una visión sistémica de conjunto. Toman especial relevancia en esta tarea las habilidades transversales y de facilitación de procesos. Una gestión emocional e inter-relacional del trabajo que genere condiciones adecuadas de vinculación con el propósito y aporte de recursos óptimos a disposición de las personas.

El pensamiento dominante nos ha hecho creer que los profesionales y empresas de perfil técnico o IT marcan el ritmo del mercado, pero los datos muestran algo bien distinto. Para 2030 la demanda de profesionales con dominio de softskills va a aumentar en un 30% (McKinsey, 2018). Una adecuada preparación en habilidades técnicas, pero sobretodo de tipo psicosocial, asegurará el buen desarrollo de los proyectos a largo plazo.

4. Cuantos de estos indicadores de éxito (o KPIs) cumples?

Los objetivos profesionales más relevantes no son innovadores: realizar una actividad estable y rentable económicamente. Disfrutar del tiempo laboral con garantías de conciliación. Adquirir nuevos conocimientos y habilidades para realizarte. Sentirte seguro, acompañado y reconocido. Aportar valor a los demás y proveer a los tuyos.

Sabias que alrededor del 85% de las personas no se sienten satisfechas con su actividad profesional?

Gallup, 2018

5. Trabajar mejor = vivir mejor

Una persona trabaja más de 90.000 horas a lo largo de su vida (Business Insider, 2018). Tu tiempo, tu dinero y tu salud son recursos demasiado valiosos para malgastarlos en una forma de trabajar que no te proporciona un futuro de bienestar y realización personal (para ti, para tu equipo, para tu familia y para la sociedad en general).

 

A las 8 de la tarde no salimos a aplaudir máquinas, aplaudimos personas 

Xavier Marcet

¿Cómo puedo mejorar?

Descubre mis servicios de consultoría y coaching para profesionales y empresas 5.0

6. Las personas en el centro

Hay profesionales y empresas que llevan tiempo adaptando su forma de trabajar, introduciendo cambios internos con el apoyo sostenido de la tecnología, consiguiendo crear modelos de funcionamiento más satisfactorios y eficientes que les permiten lidiar con el actual entorno de incertidumbre de una forma más segura.

 

Es factible construir un futuro en el que valga la pena vivir sin perder la esencia de lo que nos hace humanos

Enric Segura

7. El futuro del trabajo es AHORA

La realidad es que nadie sabe como va a ser el futuro, pero parece poco inteligente esperar a otra crisis, o tener que reinventarse a la fuerza, para empezar a adaptar tu forma de trabajar a nuevos escenarios. Somos parte de un sistema complejo que creamos entre todos desde el presente y tu juegas un papel importante.

 

ACTUALIZA TU SISTEMA DE TRABAJO